viernes, 26 de agosto de 2016

Diferencia entre una cuenta bitcoin y una bancaria

Bitcoin es una de las monedas digitales más populares del momento, por lo que no es una sorpresa que con el paso de los días crezca el número de usuarios que desean adquirirla y comenzar a utilizarla como forma de pago.
Este sistema de pagos se ha vuelto un sistema paralelo al sistema financiero tradicional, ya que la forma de actuar dentro del sistema bitcoin no es la misma que dentro del sistema financiero tradicional, y un buen ejemplo de esto es el bitcoin dentro del sistema de ahorro.

Bitcoin vs banca tradicional

El sistema financiero tradicional cuenta con bancos universales, privados o públicos, que tienen cuentas donde los clientes pueden almacenar su dinero de forma segura. Mientras tanto, bitcoin cuenta con un sistema de cartera digital que actúa de manera similar a las cuentas bancarias tradicionales, solo que el sistema es completamente digital.
Una de las grandes diferencias entre una cuenta bitcoin y una cuenta bancaria tradicional es la forma de actuar. Las cuentas bitcoin son completamente digitales, y en algunos casos ni siquiera se tiene una sede física donde el cliente pueda acudir en caso de llevar a cabo una transacción que falló en el sistema digital.
Aunque las cuentas bancarias tradicionales también pueden ser utilizadas desde internet, muchos de los trámites importantes, como la apertura de la cuenta o la reclamación de ciertos servicios que expiran, se deben hacer de manera física en alguna de las sedes del banco.

Seguridad y discreción

El dinero se maneja de diferentes formas. En los bancos tradicionales el dinero de los ahorristas no se almacena en un 100 por ciento, sino que el Estado obliga al banco a guardar una cierta cantidad de dinero del cliente en las reservas del banco, y permite que otra parte pueda ser utilizada para otorgar préstamos a otros clientes. Los clientes reciben intereses por la utilización del dinero, y así se logra tener rentabilidad del dinero sin tener que hacer algo.
Las cuentas de bitcoin sirven como monederos digitales, el dinero se mantiene en la cuenta y no genera ningún tipo de beneficios  para los clientes por concepto de interés, ya que la institución afiliada a bitcoin no utiliza parte del dinero del cliente. La única forma que tiene el monedero bitcoin de hacer dinero es cobrando pequeñas comisiones por el pago de un servicio, la compra de productos o la trasferencia de dinero.
No hay registro de las transacciones realizadas por el cliente. En las cuentas de bitcoin el dinero digital se utiliza como dinero líquido, solo que en la web. Esto significa que cada pago realizado no es registrado por la empresa que controla el monedero bitcoin, a diferencia de las cuentas de los bancos tradicionales, donde se lleva un registro contable de todos los movimientos que el cliente ha tenido con su cuenta de correo, ya sea de manera electrónica o en el pago de ciertos servicios o productos en físico.
En este caso, el registro detallado puede estar a disposición del cliente cuando este lo desee y, en algunos casos, las autoridades gubernamentales pueden tener acceso a este tipo de información personal, razón por la cual muchas personas (entre ellas, asociaciones criminales) prefieren el uso de bitcoin para poder realizar operaciones sin necesidad de dar explicaciones, convirtiéndose en un sistema monetario discreto.

Más información en: https://www.ripio.com/es/

viernes, 5 de agosto de 2016

Bitcoin y el mercado para adultos

Bitcoin es una de las pocas formas de pago que hay en el mundo que no dejan un rastro en la web. Cualquier persona puede llevar a cabo transferencias de dinero o pago de ciertos servicios, y nadie podrá detectar quién es la persona que llevó a cabo el pago o, mejor aún, a qué empresa o persona le fue transferido el dinero.
Todo esto hace que bitcoin sea considerada como una de las formas de pagos ideales para aquellos que navegan en la web, en sitios que son considerados como tabú por otras personas, como en el paso de páginas de citas, pornográficas o páginas de apuestas.


Porno y bitcoin

Bitcoin se ha convertido en la solución para las empresas que trasmiten contenido para adultos en la web, empresas que siempre buscan formas para que sus clientes, muchas veces personas comprometidas o en familia, no puedan ser detectados por los bancos o alguna otra persona que no sea el cliente o la empresa.
Para evitar el registro de los clientes, las empresas de contenido pornográfico abren cuentas de la empresa a nombre de otras organizaciones, para que las subscripciones no sean detectadas por el registro bancario, pero esta fórmula ha quedado obsoleta con la llegada de bitcoin.
Bitcoin permite que el cliente pueda pagar cuantas veces quiera y cuantos servicios desee, sin la necesidad de dejar un rastro de la procedencia del dinero o el destino del mismo. Al pagar con bitcoin se protege tanto la reputación del cliente, como una persona que no es parte de ese mundo tan polémico por la sociedad civil, como la de las empresas, que ganan el prestigio de ser centros de privacidad, donde no hay forma de que los familiares de los clientes puedan saber lo que este hace en las páginas web.

Apostando en bitcoin

En el caso de los sitios de apuestas, que también se han vuelto muy controversiales, se puede mantener la privacidad con bitcoin. Aunque la privacidad es clave para los clientes, no resulta tan importante como en el mundo del contenido sexual. La verdadera utilidad de bitcoin en este mercado es la apreciación que está teniendo por los consumidores.
En muchos casos, los clientes se pueden sentir más entusiasmados a realizar apuestas o entrar en partidas donde el bitcoin es el principal trofeo, ya que se cree que la moneda digital no parar de crecer, haciendo que los clientes vean el premio no como dinero en efectivo, sino como una forma de inversión que aumentará su valor con el paso del tiempo.
Al final, bitcoin se ha convertido en una de las grandes claves para el desarrollo del mercado de adultos, un mercado que es legal, pero que es muy mal visto por la mayoría de la sociedad. Se presume que en unos pocos años bitcoin sería el motor que ayudaría a impulsar nuevos servicios para adultos, como en el caso de citas ocasionales para mantener relaciones sexuales, servicios de pornografía en 3D, o servicios de apuestas con un mayor alcance, donde personas de diferentes partes del mundo puedan reunirse en un único sitio web.

jueves, 21 de julio de 2016

El ingreso de bitcoin en Asia

Bitcoin es la nueva moneda digital que está ingresando con fuerza en todo el sistema financiero. Uno a uno, los continentes del mundo se abren paso a esta nueva tecnología, que promete ser un remplazo al sistema financiero tradicional, considerado por muchos como un sistema cerrado, donde unos pocos se ven beneficiados del mismo.
Bitcoin ha ingresado en todos los mercados, desde los desarrollados hasta los emergentes, y uno de los mercados donde ha ingresado con mayor fuerza es en Asia, considerado por muchos como uno de los mercados más grandes del mundo y donde es más sencillo llevar a cabo grandes proyectos de desarrollo económico.

La novedad en oriente

Asia es un mercado muy apreciado por los grandes inversores alrededor del mundo, por lo que no es de extrañar que aquellos que hacen vida dentro del mercado bitcoin hayan optado por ser parte del mercado asiático. Se debe tomar en consideración que Asia es una de las regiones donde más se desarrollan proyectos tecnológicos innovadores, de modo que el bitcoin, como una de las nuevas revoluciones de la tecnología, no podría faltar en este lugar, conocido por muchos como la meca de la innovación.
Bitcoin ingresa primero en China como una forma de hacer pagos de manera paralela al sistema financiero tradicional. A diferencia de los sistemas bancarios de occidente, con una amplia apertura al público y la empresa privada, el sector bancario chino es muy restrictivo, con un gran control por parte del gobierno.
En vista de esta gran restricción estatal, muchos empresarios y jóvenes emprendedores buscan en otros lugares cerca del país formas de manejar su dinero de una forma libre. Con bitcoin es posible manejar el dinero de forma libre, sin necesidad de salir de las fronteras del gran dragón rojo. Esto hace que bitcoin sea un sistema que crece como la espuma en la nación, sobre todo entre los más jóvenes, con un gran interés por las nuevas tecnologías, y en la clase media, que en su mayoría está conformada por jóvenes familias con una mente más abierta con respecto al mundo virtual.

Japón y el bitcoin

Japón es otro de los países donde el bitcoin ha entrado con fuerza. A diferencia de China, el sistema bancario de Japón es muy similar al occidental, con algunas características propias del país. En la nación nipona el bitcoin ingresa como una forma de realizar pagos en la web, sin la intervención de los bancos o el gobierno, lo que resulta positivo, pero no es tan innovador ya que el gobierno mantiene una apertura comercial para los bancos.
Lo atractivo de bitcoin es el hecho de estimular el consumo por la web o en comercios que acepten la moneda. A pesar de que Japón es un país con un alto desarrollo tecnológico, los japoneses no se han adaptado a las nuevas formas de emitir pagos y realizar trasferencias, por lo que la mayoría de los consumidores prefiere pagar en efectivo sus compras. Se presume que esta práctica se deba a algo más cultural, que a la poca accesibilidad a herramientas tecnológicas que faciliten pagos en línea.

domingo, 17 de julio de 2016

El desarrollo de bitcoin en el mundo físico

Bitcoin es una moneda meramente digital. Su creación no incluye el papel o algún metal como el acero o la plata, que durante muchos años fueron la materia prima para la acuñación de moneda.
Bitcoin es una moneda muy revolucionaria que ha tenido su auge en la web, pero en la actualidad está ingresando con gran poder al mercado físico, gracias, en parte, a la popularidad de la moneda por los consumidores, que ven en el bitcoin una inversión segura a futuro, que puede generar miles de dólares con el paso del tiempo.
Uno de los proyectos de desarrollo del bitcoin dentro del mercado físico es la creación de cajeros electrónicos, que permiten intercambiar dinero fiat, o tradicional, por dinero bitcoin. En este sistema, el cliente deposita dinero en efectivo o su tarjeta de crédito o débito en el cajero y lo intercambia por dinero bitcoin, que pasará al monedero digital del cliente. Todo esto sin la necesidad de dirigirse a una entidad financiera física, o de tener que ir a casa para conectarse a internet.

Bitcoin automatizado

Los cajeros se han convertido en una buena forma de hacer que bitcoin sea más accesible para los usuarios que no tienen una relación muy profunda con la web. En muchos casos, el bitcoin sirve como una forma de llevar consigo medios de cambios internacionales, ideales en la realización de viajes internacionales. Gracias a esto, la mayoría de los cajeros de bitcoin se encuentra en zonas con una alta presencia de circulación de viajes internacionales.
Cada día se instalan en el mundo tres cajeros automáticos de bitcoin, lo que significa que en un año se pueden instalar hasta mil cajeros electrónicos, algo muy importante en un mundo dominado por los bancos tradicionales.
A pesar de este alto aumento en el número de cajeros electrónicos instalados en el mundo, estos siguen siendo muy pocos en comparación con los cajeros bancarios tradicionales, que representan más de 99 por ciento de cajeros alrededor del mundo, mientras bitcoin no llega al 0.5 por ciento.

Dinero plástico

Pero los cajeros no son el único proyecto de bitcoin para ingresar en el mercado material. La tarjeta bancaria es otra apuesta que están teniendo los emprendedores para hacer que bitcoin pueda ser utilizada fuera de la web. Se está estudiando la idea de crear tarjetas bancarias de débito, que podrán ser recargadas de forma digital en cualquier monedero que tenga el cliente de la tarjeta.
Por medio de esta tarjeta se podrán comprar artículos en supermercados, tiendas de ropa, entre otros negocios comerciales que tengan su presenta en el mercado físico y no en la web. Incluso se podrá utilizar la moneda como una forma de manejar divisas internacionales en casos de viaje, ideal para naciones con problemas de intercambio de monedas.
Aunque el mercado digital es considerado por muchos como el futuro del mundo, el mercado físico sigue siendo uno de los mayores atractivos entre los consumidores, porque les da una excusa para salir de casa y poder despejar un poco la mente. En vista de esto, bitcoin está buscando la forma de no ser un sistema de intercambio exclusivo de la web.